Los argumentos de Rafael Uribe para pedir de nuevo su libertad

3512 views Leave a comment
vigilante1
Una sobredosis de antidepresivos habría sido la causa de la intoxicación que produjo el deceso del vigilante Fernando Merchán, quien prestaba seguridad en el edificio Equus 66 de Bogotá, donde fue hallada sin vida la menor Yuliana Samboni.

Medicina Legal realiza pruebas químicas para determinar qué sustancias y en qué cantidad fueron consumidas por el hombre horas antes de su deceso.

Por su parte, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, CTI, estableció que el occiso, quien estaba de turno cuando la pequeña Yuliana fue abusada y asesinada al parecer por el arquitecto Rafael Uribe Noguera, entró en una fuerte crisis depresiva.

Familiares les dijeron a los investigadores que el hombre llevaba 5 días sin dormir, incluso se conoció que se había ido a la casa de una persona muy cercana para tratar de descansar.

Una investigación disciplinaria que le abrió la empresa de seguridad para la que trabajaba también lo tenía muy preocupado, según indicaron al CTI sus familiares.

La Fiscalía realiza un rastreo de las llamadas entrantes y salientes del celular de Merchán para establecer con quienes habló antes de ser encontrado muerto en el baño de su casa, con varias heridas de arma blanca en sus piernas, brazos y cuello.

No obstante, Medicina Legal aclaró que las heridas que tenía el hombre no fueron la causa de la muerte.

El fallecido dejó dos escritos en los que se despide de sus seres queridos y asegura que no quiere volver a la cárcel.

El hombre había sido condenado en 1.997 a dos años de cárcel por el delito de narcotráfico.

Por el abuso, tortura y muerte de Yuliana Samboni el arquitecto Rafael Noguera permanece detenido como principal sospechoso.

Con información  de NoticiasRCN.com

Author Bio

admin1

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *